En los procesos infecciosos, intervienen microorganismos que no podemos percibir fácilmente. La cadena transmisora puede darse de una persona a otra o si tenemos contacto con objetos contaminados. Esto quiere decir que estos invasores pueden “conquistar”...